Esta soy yo

Mi foto
Metropolitana, Chile
Licenciada en Historia y profesora de la misma disciplina. Vivo soñando, amando y recordando. Tengo dos metas en la vida: Viajar y encontrar la plenitud. Comencé este blog en 2011, como una "catarsis", hoy, es mucho más que eso. Enjoy!

lunes, 29 de diciembre de 2014

¡Au revoir 2014!

Es el último lunes del año y tal como es tradición, hace ya 7 años, procedo a realizar mi balance.

Lo bueno: Fue un año tranquilo y eso siempre se agradece. Me encontré más estable y no me ocurrió nada completamente malo.

Lo malo: Sigo aprendiendo a vivir con los recuerdos que muchas veces provocan dolor. Aún tengo días en los que quiero desaforadamente apoyar mi cabeza en la pancita de mi papi y/o noches en que necesito un consejo de mi prima Claudia, pero estoy aquí... agradeciendo cada minuto de vida que tengo. 

Lo que me atreví: A realizar clases improvisadas. Antes, para una persona tan mega archi estructurada, como quien les escribe, estoy habría sido imposible. Fue una vez en la U', no creo que lo haría con la Historia, jajaja. 

Lo que no hice: ¡Adivinen! El curso de conducir.  Sigo en la ambivalencia que les contaba a inicios de primavera. Se que necesito hacerlo, pero ocurre que justo cuando voy a ir a inscribirme, se de algo o veo alguna impertinencia conductora que me hace retroceder años luz en mi decisión. 

Lo superado: Después de 18 años... deje de morderme las uñas. Comencé el primero de mayo, he tenido durisimas pruebas, pero no he recaído. Me hubiese gustado escribir como logre tomar la decisión de dejar de morderlas, pero siempre que comenzaba a escribir, pensaba "esto no es para nada interesante" y después recuerdo, que a mi misma, leer las historias de superación de la onicofagia de otros, me ayudó ene. Post pendiente, obvio.

Día que me gustaría olvidar: El 17 de septiembre, porque me sentí realmente sola. Y a mi me gusta en cierta forma estar sola por decisión, pero que te dejen sola, es terrible. Caso cerrado.

Día que quedara enmarcado: Por lejos el día que asistí al concierto de Jorge Drexler. Era mi pendiente por tantos años verlo cantar en vivo y lo que ocurrió después de su show, fue un plus que recordaré hasta viejecita. 

Lo nerd y académico más destacado:
a) ¡Leí 58 libros! 46 fueron parte del desafío que inicié en marzo. Aún me quedan 10 para terminar con los pendientes de siglos, pero me siento dichosa de haber avanzado un montón. 

b) El primer mes del año, comencé un curso de mi idioma favorito: francés. Siento que para no saber ni decir "hola" en el idioma galo, avance harto. Aunque como lamentablemente este se desarrollaba en el Colegio de Profesores, todo terminó de manera muy abrupta en agosto. Quiero retomarlo si hacen su versión 2015.

Películas favoritas:
Vi 38 películas este año. Todo un record para mi, jajaja. Y el film que más me gustó fue: "Love story" sobre todo, porque hace mil siglos que quería verla y al fin este año, la encontré.
Y de las estrenadas este año, me quedó con "Her", "Philomena", "Bajo la misma estrella" y "Si decido quedarme". Muy onda adolescente las 2 últimas, pero muy reflexivas a la vez. 

Probé:
a) El late harvest: yo odiaba el vino, hasta que tuve el honor de probar este maravilloso trago a inicios de junio. Hoy es por leeeeejos mi favorito. 

b) La carne mongoliana: Había comido carne salteada con verduritas, pero la preparación a la usanza china, es otra cosa mariposa. Lejos mi plato favorito de este año. He probado en varios lugares, pero me quedó con el que preparan en "La montaña china". Un restaurant medio pomposo que queda justo al frente del Estadio Nacional. 100 % recomendable.

c) El lomo salteado: Al igual que el plato anterior, este también tiene su que se yo. Comí solo una vez, pero lo sigo pensando y saboreando en mi mente, jajaja.

d) El ciboulette: Lo probé por primera vez en octubre y supe lo que era el amor verdadero, cuando mi paladar lo degustó. Aprendí a hacer una salsa maravillosa que tiene al ciboulette como ingrediente estrella y cada vez que la hago quedo como reina. 

Manualidades: 
El ítem pendiente de este año... no aprendí nada nuevo y tejí muy poco, comparado con años anteriores.

Lugares nuevos que conocí: 
Lago Ranco, Futrono, La unión y Santa Cruz. 

Espero del 2015:
a)Volver al aeropuerto. Tengo terror a mi reacción y no por viajar en avión, porque eso me encanta. 
b) Trabajar en serio, o sea, mínimo con sistema de salud. 
c) Aprender algo nuevo, en cualquier ítem. 
d) Retomar el curso de francés.

¿Y ustedes? ¿Lograron cumplir con sus desafíos? ¿Como pasará a su propia historia este año? 

Desde ya, les deseo un muy próspero año 2015 y de todo corazón, ojala que sigamos en contacto el que año que se avecina <3.

Abrazos!!!!

martes, 16 de diciembre de 2014

Ser reclamona por naturaleza

Tenía pensado escribir este post ayer, pero sinceramente estaba exhausta. Tuve que corregir 52 planificaciones en 4 horas, para lograr al fin, cerrar semestre. Ayer me despedí formal y simbólicamente de mi Universidad, cerré ciclos, visité cada uno de los lugares que más me gustaban y dije adiós de corazón. Sabiendo lo que me cuesta a mi despedirme, siento que hice bien con este ritual y me gusta saber que estoy soltando lazos emocionales con el lugar que sin duda, albergó muchos de mis momentos juveniles. Tengo puestas mis mejores energías de que el otro año, mi destino laboral, mejorará. Lo decreto y punto. 

La semana pasada, pensaba que una característica mía que nunca he comentado por aquí, es que me declaro una persona "reclamona". Incluso en mi época, de mayor timidez, lo fui. En mi año sabático (2007) como tenía tiempo de sobra, mi papá siempre me mandaba a realizar sus trámites y ahí comprendí que viviendo en Chile, no me quedaría otra que luchar contra la fauna de la burocracia. Una vez hablé hasta con un subsecretario del Ministerio del Interior, para que a mi papi, le reconocieran su exoneración política (lo despidieron injustamente en un trabajo a inicios de la dictadura). Fue chistoso y me sentí muy "empoderada".

Y la verdad, es que eso es lo más bacan de reclamar. Es una satisfacción tremenda la que te da saber que gracias a tu reclamo, no te hicieron lesa o no pecaste de inocente, ante una situación "X". Eso sí, reclamar tiene sus riesgos:

a) En uno de los lugares que siempre reclamo, es en el supermercado que hay cerca de mi casa. Es un Tottus y esta línea de mercados si que es reconocida por poner un precio en la góndola y marcar otro en la caja. O no respetar las ofertas/liquidaciones. Por lo general, voy los sábados al super, pero una semana de este año, tuve que ir todos los días y cada uno de ellos, tuve un problema de este tipo. Por ahí por el miércoles, la supervisora ya se sabía mi nombre y me pidió a nombre de la empresa, disculpas. Eso sí, hay una supervisora que me odia. Atiende los fines de semana y les juro que siento su mala onda energética hacia mi y eso nunca es bueno, jajaja. 

b) Hay veces que incluso reclamando, no sacas nada en limpio. Ya, esas veces... son las peores, porque además de sentirte atada de manos, sientes una frustración tremenda que no se quita, con nada. Una vez, vi un caso extremo de esto. Había una señora reclamando a una vendedora por el cobro extra en su cuenta de pago de una tienda de retail. La trató pésimo, se desesperó, se puso a gritar, a llorar... fue realmente heavy, y no se porque, sentí empatía por ella. Nadie reclama por bolitas de dulce y me imagino que para llegar a ese estado, tiene que haber estado realmente chata. 

c) No solo reclamo por mi y/o por mis familiares. hay veces que también he defendido a otros. La vez más latente que recuerdo, fue en el primer año de U'. Estábamos en la clase del profesor que me gustaba- pero en ese entonces no era así- y a él, no se le ocurrió nada mejor que cerrar la puerta con llave, para así evitar  que los estudiantes ingresaran tarde y lo desconcentraran. De partida, yo encontraba peligroso eso de que nos encerrara, onda imagínense un temblor fuerte... y dos, me dio mucha lata, porque a esa clase, asistían estudiantes de otras carreras afines que a veces llegaban un poco tarde, porque su facultad quedaba lejos de la nuestra. Y justo ese día, uno de ellos, llegó 5 minutos tarde, cuando el tope máximo de horario de atraso eran 10 minutos, o sea, tenía 5 minutos a su favor para implorar piedad. Tocó la puerta, el profe le abre, le dice que no puede entrar y le cierra la puerta en sus narices. Eso último, les juro que me emputeció... levanté la mano, me armé de coraje y dije: "Oye profe, nada que ver que no lo dejes pasar, si recién son las 14.35". Mis amigas quedaron en shock, porque no estaba desafiando a cualquier profe po, lo estaba haciendo contra el apodado"tirano". Menos mal una de ellas me apoyó y comenzó a reclamar también, a lo que el profe responde: "Les informo que la facultad de leyes, esta unas cuadras más abajo". Golpe bajo. No deje de molestarlo en toda la clase, haciendo preguntas complicadas. Y sí, de ahí me empezó a gustar. 

d) Hay gente que nos detesta. En serio. Me pasó una vez en un Jumbo. Quería yo, comprar una cortina de baño que estaba en oferta, justo hasta ese día que fui a comprarla. Me aseguré antes y le pregunte a la vendedora de ese sector si es que la oferta aún estaba vigente y me la corroboro. Llego a la caja y marca el precio real (alrededor de 3 mil pesos más). Le explico la situación a la cajera, a lo que me mira con cara de odio y llama a la supervisora. Ella, accede amablemente a ir a revisar, a lo que yo le digo, astutamente, que la acompañare. Ah, eso, un tips de reclamo de este tipo, es que siempre que vean un precio en góndola y otro en caja, acompañen a quien vaya revisarlos. Me paso una vez que retiraron el papelito de la oferta y quedo todo en nada. Mi mamá justo estaba detrás mío, haciendo sus propias compras y me contó que la señora que venía después que ella, empezó a decir "que te apuesto que ni se llevara el producto". Me respetaron el precio que vi inicialmente y deje con tremendo tapaboca a la señora reclamona de las reclamonas. 

Cabe señalar que siempre que reclamo lo hago con respeto y normas básicas de educación.  Hay gente que confunde reclamo con desborde incontrolable de ira y no po, eso no esta bien. Y ahí, yo no los defenderé, jajajaja. Nah, en serio, después de lo que me ocurrió con entel, el año pasado, reconozco que me cuesta ser 100 % cortés, como lo era antes, en este tipo de situaciones... pero cuando noto que me estoy poniendo muy pesada, el angelito bueno me dice "Aída, ella/él no tiene la culpa" y bajo las revoluciones. Y agradezco gentilmente cuando respetan mis derechos como consumidora. 

¿Reclaman ustedes o les da lo mismo? 

Mafalda, una vez más, me comprende. 

Abrazos!!!

lunes, 1 de diciembre de 2014

Inmersa en el siglo XVIII

Una de las etapas históricas que más me gusta de la historia, es la llamada por convención "Edad Moderna". Fue el ramo, en que mejor me fue en la U' y me encantan es sensación de que la sociedad en algún momento y/o pulsión histórica,  comienza a "despertar". Y bueno, me ha ocurrido que en las últimas semanas, sin querer queriendo (como diría el Chavo, chanana) me he empapado de fines del siglo XVIII y de eso quiero hablar hoy.

Todo partió el día que fui a ver "Adiós a la reina". Esta película esta ambientada en plena Revolución Francesa y se centra principalmente en una de las empleadas de Marie Antoinette. Se centra en esas últimas horas, antes que estalle la Toma de la Bastilla, con todos los miedos que enfrenataba esa situación para la monarquía francesa. Me gustó la película, una porque nos muestra una Francia mucho más realista para el período (en varios ocasiones, se muestran en primer plano, ratones, mala higiene, etc) y dos, porque es interesante que también se incluya, al menos para la reflexión, lo que ocurría con los servidores de palacio. Debe ser heavy, que de un momento a otro, se te destruya todo el mundo que conoces y pases a ser parte de un cuestionamiento social del que tu formas, pero a la vez, no formas parte. Eso es lo bacan de la historia pueh, no los manuales, nos los "datos duros" ni fechas, si no, estas "sutilezas"/"hilados finos", de las que generalmente se encargan los historiadores.

No me quiero ir al lado latero, pero si bien, a mi me encantó - y me sigue gustando - la representción de la S. Coppola,  en torno a la figura de la reina, pienso que es bueno, vislumbrar ambos lados: el más frívolo y el más realista. María Antonieta, ha pasado a la historia como la reina que se mofaba del pueblo con una frase que no podríamos aseverar, pero se ha olvidado que ella misma, intervenía en cuestiones que su propio marido escapaba: decisiones. Y eso, en una mujer, es triplemente admirable.

Unas semana después, me contactaron para hacer clases particulares y grande fue mi sonrisa, cuando supe que lo que tendría que preparar eran 3 contenidos, entre ellos, la ilustración y la revolución francesa. Me gusta esto de estudiar para una clase, porque uno va "refrescando" ciertos hechos que permanecían en alguna parte del cerebro medios empolvados. Me gusta este período, porque si bien, esta revolución, no fue precisamente del pueblo, si fue una de las primeras veces que
la sociedad PENSÓ: "Este orden no esta bien, es hora de cambiarlo". Y no solo, pensó, si no que también ACTUO. Son enormes los legados que podemos encontrar para nuestra sociedad actual, en este período y eso es nerdmente maravilloso.

Y el domingo, escogiendo uno de los últimos 10 libros que me quedan para el desafío, me tope con una novela biografica de "Madame Pompadour", quien además de compartir el gusto por esa rica torta que la honra, también aparece fechada, más o menos en este mismo período. Y por ello, siento que el siglo XVIII, me anda persiguiendo. Asi que no sería novedad que si usted me ve en la calle en los próximo días, ande caminando en plena Alameda con un modelito como este (da lo mismo
los 30 y tantos grado de calor, obvio... todo sea por la Historia).
Lo quiero así mucho. 


Un tanto cortita la entrada de hoy, pero muero de tuto. Estrés noviembre-diciembre le llaman. Lo bueno, es que estoy cada vez más cerca de quedar liiiiiiiiiiibre. 
¿Les ha pasado esto de que sienten que algo las persigue/se les presenta repetitivamente?
Abrazos!!! 

lunes, 24 de noviembre de 2014

Tres películas de Disney que me han gustado

Cuando era niña, vi muy pocas películas de Disney. La primera que llegó a mi, fue "El rey león", pero tenía 4 años y siento que fue muy larga para la edad y me quede dormida a mitad de la película. Nunca más la he vuelto a ver, pero es uno de mis pendientes más pendientes, jajajaja. Tiempo después, el papá llegó a la casa con una serie de cortos de Minnie y Mickey y yo aluciné. Algunos eran en blanco y negro y otros mudos. Quizás ahí, me empezó a gustar la historia, jajaja. Nah, nunca he entendido, porque si siendo tan poco llamativos para mi edad, si marcaron mi corta vida. Mientras escribo esto, me preguntó donde estará ese VHS. Juro que si lo encuentro ordenando, lo veo de nuevo y resuelvo esta incógnita. 

Posterior a ello, mis papás nunca me incentivaron esto de llevarme al cine a ver películas de "moda". En la casa teníamos -con esfuerzo- tv cable y con eso me conformaba. No fue panorama nunca para mi, ya que la primera vez que mi papá me llevó al cine, se quedó dormido a los 10 minutos e incluso roncó. Además me tuve que conformar con ver "La llave mágica" y no con la que en un principio iríamos a ver: Toy story. Todo mal, jajaja. 

Después de esta especie de introducción, podría decirles que yo comencé a ver películas disney, después de los 21 años, jajaja. Es raro, pero debo ser una de las pocas cercanas al feminismo que no tuvo el complejo de "princesa" y que no siente ningún reparo en que las niñas, pasen por ese proceso, siempre eso sí, enseñándoles que aquello solo es UNA representación de las mujeres. En fin, en estos últimos años y gracias a mi amiga Camila, he podido tener mi revancha y ver estos "films pendientes". Hay 3 que me han encantado y ahora les cuento el porqué. 

No puedo hacer la comparación U.u


"La bella y la bestia": Cuando niña, me leí el cuento, por lo que más o menos, sabía lo que trataba, pero verlo (en versión fílmica y teatral), es otra cosa po. Primero, me encanta que durante varias partes de la película Bella se vaya despojando de ciertos "prejuicios" tanto físico como emocionales. Todo tiene un por qué y la película se encarga de relatarnos la razón que hay detrás del carácter de Bestia. Además la frase, por muy cliché que sea, es hermosa: "la belleza está en el interior", aaaaww. 
En segundo lugar, ME ENCANTA que Bella le guste leer y que en su tiempo libre, no solo se dedique a bordar, O SEA HERMOSO, y que onda lo bacan que es la biblioteca que Bestia cobija en el castillo. Un sueño. 
En tercer lugar, me llama la atención esto de que Bella se enamore de su captor. No, no estoy diciendo que me he vuelto fan del síndrome de estocolmo, jajajaja, pero hay ocasiones en que uno se enamora de quien primero partió "odiando" pues. Y eso ocurre en la vida real. ¿Aló? No estoy hablando de mi, si no de una amiga de una amiga, por sia'. Mentira, es de mi. 
Y la escena que me mata, me para los pelos y todo, es la del baile. Y mi sueño, es tomar tecito en una taza como Chip hechizado. 

Aaaaww, bella y bestia son. 
La quiero demasiado. 


"Pocahontas": Esta película empece a verla en octubre del año pasado y terminé de verla en abril de este año, jajajaja. Por lo que pase más de 5 meses pensando que Pocahontas y John Smith se quedarían juntos y serían felices para siempre y FIN. Cuando vi el final y supe que no era así, primero quedé plop y después me emocioné. ¡Al fin comprendí que las historias de amor, si pueden quedar inconclusas, porque solo el amor, no es suficiente! Por lo que me contó mi amiga, este film tuvo segunda parte, pero no quiero verlo. No. Fin. Inconcluso. Punto. 
Además está basada en una historia real y yo ha les he contado que me fascina la relación: Amor-Historia-Imposible. Y sí, esto de las relaciones amorosas entre conquistador-conquistada, se dio en varias ocasiones. Te pienso, Malinche. 
Ah, y el dato "freak" que guardo de mis recuerdos infantiles, es que mi mamá me disfrazó de "Pocahontas" para asistir a unas jornadas de carros alegóricos que promovía el colegio que iba en aquel entonces. No sabía nada de Pocahontas y mucho menos pensaba que en algún momento tendríamos algo en común, jajaja. 

Esto es lo común, jajaja. Me encanta la cara de ella. 


"Valiente": Fue la primera vez que fui al cine a ver una película en versión 3D y no me gustó el formato, jajaja, pero la trama lo compensó todo. Le llamaron "la primera princesa feminista de disney" y a mi me gustó por sobre todo, porque era chascona como yo, muajajajaja. No, mentira. En primer lugar, me encantó que Mérida se "rebele" ante el "destino manifiesto" de tener que pisar el altar, junto a alguien que ella no quería. Sí, tremendo poroto para disney con esta manifestación y sí, esto es feminista, pero no nos quedemos solo ahí. 
Me gusto, por sobre todo, porque el film, permite que reflexionemos los momentos que en nuestra propia vida, hemos sido "Valientes" (Sí, con mayúscula, porque es una palabra con fuerza y hermosa). En mi caso, justo ese año (2012), tuve que enfrentarme al duro proceso de ver una exhumación, era un "trámite"que teníamos que hacer junto a mi mamá y yo desde el primer momento, encontré que era inconcebible que ella tuviera que pasar por ese proceso de ver a su propia hija, así, en ese estado. Esa mañana, me acompañó un primo que quería muchisimo a Daniela (Nenela, le digo yo de cariño) y por un momento, antes de que comenzara todo, dude si en seguir allí o salir corriendo. Incluso recuerdo que le dije a Felipe: "Esta huea' es muuuy fuerte, me voy", y él me dijo: "Si quieres, hazlo. No te preocupes, yo sigo". Y esa frase, me hizo sacar valor que nunca imaginé que vivía en mi y le dije "No, yo me comprometí con mi mamá, no puedo arrepentirme ahora". Y si bien, fue fuerte, aún me siento muuuuy orgullosa de mi valentía de ese día.
Y tercero, me gusta porque además, Mérida debe hacerse responsable de sus actos y tratar de revertir lo que ella misma había desencadenado. ¿Cuantas veces uno mismo no ha debido pasar por ello, ah? Insisto, a muchos les hace falta ver esta película, jajajaja.  

Seca Mérida <3 


¿Y a ustedes les gustan las películas de Disney? ¿Cual(es)? ¿Compartimos algunas?
Abrazos!

lunes, 17 de noviembre de 2014

Semana 'rara' con final 'alegre'

Entre comillas dejaré rara y feliz, porque no creo completamente en las categorías. No todo fue blanco y/o negro, pero sí bastante especial la semana que acaba de pasar. 

Todo partió el miércoles. Ese día, la profe con la que trabajó en la U' me informó que el próximo año, ella ya no seguiría con la Cátedra en la que la apoyo el primer semestre de cada año, así que calabaza/calabaza. Reconozco que en los primeros 15 minutos, la noticia me chocó un poco, pero por otro lado, me agradó que me lo informara desde ya. Lo veo como un oportunidad, puesto que como escribí, por allá por julio, yo siento que sigo en la U', porque me pagan y permite que no me salga de mi zona de confort. Es hora de emigrar. Lo que no me gustó, fue lo que me dijo la profe al terminar de informarme, siento que era tan innecesario su "Aída, búscate un trabajo, ya esta bien los 2 años de RELAJO". Y bueno,  solo quien ha trabajado en "freelanceo", sabe que la cuestión no es nada fácil. Esto de estar en el limbo constantemente, no se la doy a nadie. Además que no trabajo por no querer trabajar, si no porque de verdad, el área que decidí estudiar esta colapsado... eso no es novedad para nadie. 

Ese día, llegué a dormir siesta, porque me dolía a full la cabeza y me desperté llorando. O sea, soñé con mi papá y en el mismo sueño, yo lloraba porque se iría y me desperté porque las lágrimas me estaban llegando al cuello. Recuerdo que le dije a mi mamá (duermo con ella, desde que el Lictorio partió) "Nooooooo. Puta la wea, estaba llorando". Lo sentí como un retroceso feroz. De puro susto a volver atrás, lloré más fuerte y me dolió más la cabeza. 

Por la noche, estaba viendo una escena muuuy heavy de maltrato, en esa teleserie nocturna de TVN que veo tarde, mal y nunca y justo en la mejor parte, me llama la profe de la U' y me habla muy nerviosa y lo único que le alcanzó a entender es que le entraron a robar a su casa-mansión-peñalolina y me rogaba que la cubriera en el curso que ella debía realizar en la tarde y en la que yo no pinto ni junto. Me pregunto quien la va a cubrir el próximo año, (Un gran "ella" para mi, por favors) muajajaja. 

El jueves hice la clase completita que me pidió que hiciera y de recompensa, ella me regaló un ticket que podía cobrar en el starbucks (me gusta el café del Starbucks, porque lo que menos tiene es café, muajajaja, así que no me hace mal para el estómago como los reales). Por casualidad, la mayoría de los alumnos/as que asistían a la hora y media de clases que tuve que hacer, habían sido estudiantes míos el año pasado, así que fue bacan re-encontrarse con varias y un horror ver nuevamente a un par. En fin,  raya para la suma, salí feliz después de la clase. Y ayer, una de ellas, me escribió a mi correo, un feroz piropo docente, jajaja. 

El viernes, haciendo zapping, pillé una película DEMASIADO INTERESANTE Y BELLA. Se llamaba "Memorias de Antonia" y básicamente era un cuento feminista holandés-belga. Y era ese feminismo bacan. Ambientado desde la posguerra europea, hasta principio de los 90, la película retrataba la historia de una mujer ultra empoderada y muy matriarcal que educó a su descendencia bajo estos mismos preceptos. Estaba inmersa en el "realismo mágico" y de verdad que debe ser uno de los films más estéticamente lindos que he visto. Además, Antonia en su época joven, me recordó tanto a mi autora favorita, demás que el turbante en la cabeza, fue un feroz guiño. 

El domingo, se venía el cumple 60 de mi padrino, tío con el que protagonizamos el accidente y del cual estábamos mega alejadas. Nos invitaron el lunes pasado, yo dejé que mi mamá decidiera si íbamos o no y ella quería. Yo no sabía y realmente nunca supe si quería ir a su casa o no. La cosa es que si me tuvo "pre-ocupada" toda la semana. Incluso la noche de sábado a domingo, me aferré a mi prima Claudia y al fin pude volver a soñar con ella. Llevaba meses y meses (4 años en verdad) rogando verla, aunque fuera en sueños. Y recordé el sueño, solo porque mientras me preparaba/vestía para el cumple, sonó en la radio "Hijo de la luna" (Mecano) la cual  yo siempre le dije que llevaba su nombre. Recuerdo que apenas empezó a sonar en la radio, le gritó eufórica a mi mamá "Luuucyyyy, soñe con la Claus. Que felicidad" y ella me responde y viene corriendo hacia a mi "Nooo, estai' leseando, mira, justo me estaba poniendo su anillo". Realismo mágico. 

Al llegar a la casa de mi tío, me empezó a dar una mini-crisis de pánico que alcancé detener a tiempo. Onda la frené, cuando me empezaron a tiritar las piernas. En serio, la cuestión me tenía mal, pero como suele suceder, lo pasé de maravillas. El nieto de mi tío, que tiene 12 y que ha sido el niño que yo más he querido en mi vida, pues he conocido todos sus procesos,  me dice mientras almorzábamos "Oye, cuando estaba en "Corteo", yo solo pensaba que quería estar allí contigo". Como no amarlo, díganme? En general, con mis ojitos de lucero, compartimos ene gustos y hasta la personalidad.  Asimismo, pude ver en vivo y en directo e  incluso compartir con el ya casi mito familiar, jajajaja. Siempre me decían que el escultor Mario Irarrázabal era padrino de uno de mis primos y yo no les creía. Hace poco incluso salió dando una entrevista en la Revista Caras, sobre una donación que realizó y de su "compromiso político" en la resistencia en plena dictadura. Y estaba ahí. Onda estuve con un protagonista histórico cultural. Me muero, como diría la "Nanny". 
Y a modo general, fue bacan volver a celebrar con ellos, así en serio. Incluso en una mi tío, teniendo muuchos seres a quien recordar, alzó la copa y nombró a mi papá... que se que estuvo siempre ahí. 

Y por estas cosas simples, la semana fue redondita. 

Toda la razón. Me gustan los equilibrios. 


Espero no haberlas lateado con mi relato tan extrañamente cotidiano. 
Abrazos! 

lunes, 10 de noviembre de 2014

Visité: FILSA 2014

A mi me gusta ir a FILSA y todo se lo atribuyo porque voy desde hace poquito, así que no tengo mucho donde comparar como era la cosa "antaño". Me cuesta entender eso sí, el costo de la entrada, porque las editoriales, pobres no son. Y lo fome de todo, es que eso aleja a una parte de la población que justifica su no asistencia, solo con ese argumento, alejándolo de todas las oportunidades que nos da esta ya famosa feria de libros. Así que como leí alguna vez en twitter ¡Cámara Chilena de libro, 2 lucas de la entrada, son 2 lucas menos para acceder a un librito! 

A pesar de lo anterior, yo espero fines de octubre/principios de  noviembre. Como señalé  en el párrafo anterior, fui por primera vez en 2005 porque el profesor de filosofía del colegio,  nos había dicho que se presentaría un libro muy interesante sobre la temática y fui más que nada acompañando a una amiga. Después de eso, entré a la U' y pase por un laaaargo período de no lectura más allá de todo lo que leía para la Carrera (que poco no era, jaja) y en 2012, regresé. También fue porque quería asistir a una charla, más que por la compra de libros. Además ese año era más pobre que una rata, así que recuerdo que solo regresé con un libro de mil pesos que recién leí este año, jajaja. Sin embargo, fui varias veces, sobre todo cuando descubrí que con invitaciones a presentaciones de libros, uno entra gratis. Es cosa de organizarse, imprimir la entrada y llegar unos 45 minutos antes. Nunca lo he probado un fin de semana eso sí. 

El año pasado ya hice mi recuento de FILSA, Y pensé que todos los buenos recuerdos que tenía de la visita del 2013, provenía de la felicidad de poder comprar y comprar sin culpas, pero NO... me gusta y punto. Este año, esperé haaarto para ir, quise probar como funciona la dinámica de la feria en sus últimos días y efectivamente hay mayores descuentos. El día que fui (viernes), había descuentos para estudiantes, solo mostrando el pase escolar (y un 20 %) y varios stands, tenían promociones super buenas (ejemplo: libros que de $14.990 estaban a $9990). 

Lo otro que me encanta de FILSA, es que es la oportunidad para conocer e interactuar con el autor/escritor de tu preferencia. O sea, varios de mis autores favoritos están muertos, muajajaja, pero se entiende la idea ¿no? Yo fui con una amiga que le encanta Hernan Rivera Letelier y él casi siempre está firmando libros en algún stand, pero el año pasado cuando fuimos, fue justo el día que no iba, así que la Cami tuvo su revancha, le compró uno de los libros que le faltaba en su colección del autor, él se lo firmó y accedió a que le tomáramos una fotografía. Muy humilde, me cayó super. 

También me gustan las encuestas que hacen sobre hábitos lectores. El año pasado, uno debía indicar con imanes los lugares donde a uno le acomodaba leer y este año fue el turno de tendencias lectoras. Pucha que era bacan, mirar un ratito ahí y ver los autores más preferidos y todo eso. Además, uno podía responder una encuesta abierta y responder preguntas sobre tu introducción al maravilloso mundo de la lectura. Yo feliz la respondí, y más me alegró que había un alto número de encuestas respondidas, porque por experiencia propia, se lo muuucho que cuesta que la gente responda una encuesta y sobre todo si es de lectura. Lo bacan es que uno al final, podía ingresar su correo si es que quería saber sobre los resultados y yo obvio, lo anoté :D. 

Ese día imprimí 4 entradas para la presentación de dos libros (Juan Segura vivió 100 años) y la verdad, fuimos a la segunda, solo para descansar las patitas después de muuuuucho recorrer. Y también, porque quería comprobar si el autor, había sido el profesor amado de una ex-compañera, jajaja. Y nos pillamos con el "honorable" Gabriel Boric y fue leeeeeeejos la presentación de libros más entretenidas que he ido. El año pasado asistí a una que no buscaba más que ser una estrategia comercial con un alto olor a mendigar venta, jajaja. El "señor" Boric, se dio el gusto de escribir su opinión mientras los demás presentadores hablaban e incluso de criticar el texto, jajajaja. Yo iba con 0 intención de comprarlo, pero me convencieron. 

Lo otro que me llamó la atención, fue que este año vendían artículos "auxiliares" de la lectura. Vi un puesto de lentes ópticos. ¡Que interesante la propuesta, porque obvio, con poca vista, la lectura se dificulta! y había un puesto de marcapáginas con imanes que se autoproclamaba como el "mejor amigo de los libros". Y yo caí, porque como no comprarlo si era el "best friends" de mi "best-best friends". No mentira, pero los diseños eran hermosos :D. 

¿Que compré? 3 libros, el marcapágina y un sticker de Virginia Woolf.  Al comienzo de este año, me auto-propuse no comprar más libros, hasta que no terminara con los 56 que tenia pendientes, pero como no anhelo ser talibana, jajaja, igual he caído con algunos. Además que todo esta en la responsabilidad de no seguir acumulando pendientes y en eso me ha ido bastante bien, porque apenas los  compro, los  leo. De los 3 que compré el viernes, ya leí 2. Asimismo, este año, no caí comprando los libros de $1000 o $2000 que solo adquiría porque eran baratos, más que por interés de la temática que trataban. Estoy aprendiendo oh, jajajaja. 

Lo que capturé y compré:
Me gustó esta frase, porque es tan cierta <3 

Tomándole una foto "escondía" a Rivera Letelier

La Camila muy feliz. 

Nunca había entrado a alguna sala del ala norte de la Estación Mapocho y apenas entre me tope con esta vista, como no capturarla... 

G. Boric muy entusiasmado hablando. 

Le pedí a Boric que escribiera algo en mi libro. (AH y obvio, andaba sin corbata, jajaja) 

Muy en su estilo me escribió "Aída, lo que ´dijiera´el compañero presidente, sigue siendo cierto. La historia es nuestra y la hacen los pueblos. Un abrazo. Gabriel Boric." Aaaawww. 

El profe seudo-guapo de la Ana, (autor del libro) fue más escueto, pero igual de simpático. 

Uno de los libros que ya leí. Es la primera parte de una novela gráfica que busca retratar todo el período que va desde 1970 a 1988, dirigido principalmente a los jóvenes. Esta primera parte, retrata la UP. 

Iba con la idea de comprarlo y en el stand que lo adquirí, solo quedaban 2 copias. Un exitazo lo de Malaimagen... y pucha que me reí leyéndolo. 

Hace mucho que andaba buscando este número y lo encontré harto más barato que en la librería de turno. 

Flaps, el mejor amigo del libro, jajajaja. 

Así queda el flaps. 

De todos los que habían, iba con la idea de comprar la versión de Virginia Woolf. Me encantó la frase que trae en la parte posterior "Los libros, al igual que las bicicletas, nos transportan donde queramos ir. Sólo nuestra voluntad decide cuánto dura el viaje". 

Página aleatoria del libro "El golpe". Lo "novedoso" es que además de las ilustraciones a cargo del español Quique Palomo, utiliza imágenes "reales". 


Segunda semana consecutiva con hartas imágenes, pero se justifica porque me encanta recordar después estas expos. ¿Y ustedes, visitaron FILSA? ¿Les gustó? 

Abrazos!!

lunes, 3 de noviembre de 2014

Visité: Expo mundo rural 2014.

La entrada de hoy, será bastante fotográfica, ya que el fin de semana que recién pasó, fuimos con mi mamá, a la  "Expo mundo rural", realizada en el Parque Alberto Hurtado (Ex-intercomunal). Lo pasé tan bien, que no quiero olvidarla, y obvio que dentro de lo posible, volveré. Esta feria, auspiciada por el INDAP, busca ser una vitrina del mundo de la agricultura y el campesinado de nuestro país. Por tanto, además de ventas de productos, al interior encontramos todo lo que conlleva la creación de este, es decir, desde su cultivo, la enseñanza de su riego, hasta que llega a nuestra mesa. Y no solo de frutas y verduras, si no también todo lo que tiene que ver con ganadería. Ah y la entrada tenía un valor bastante módico ($2000 adultos, $1000 niñ@s y adultos mayores), y además del ingreso, uno tenía derecho a ocupar las inmediaciones del parque y asistir a un show, bastante entretenido. Menos chachara y más imágenes. 



La entrada a la expo. 

Este año la Expo estaba dedicada a lo que refiere a la "agricultura familiar". Me gustaba leer esta especie de "pildoritas". 

Lechugas, zapallos y tomates en pleno crecimiento. 

Al interior habían 3 carpas, donde uno podía comprar una enorme variedad de productos. En este vendían varias plantitas. A mi especialmente me encantó su declaración de "semillas limpias". Cada vez más escasas. 

Además hacían varios talleres. El día que fui yo (sábado) había uno de telares. A la hora que pase por aquí, ya casi estaba  terminando, así que para la otra, obvio que lo haré.

Este telar adornaba la salita de talleres. Buena inspiración mientras se esta aprendiendo creo yo. 


Reconozco que fotografié este letrero del local, solo porque me recordó mis vacaciones <3. 

¿Cómo llegan estos productos a nuestra mesa? Generalmente los adquirimos en ferias, por ello, había una espacio dedicado exclusivamente a ferias libres. Este año, fue "Lo valledor". 

La costumbre de sacarle leche a la vaca, tampoco podía estar fuera. Para mostranos aquello, había una mini exposición de la "Granja educativa de Lonquén". 

En el espacio de riego, había un molino <3 

Muy nublado, pero a la vez ideal para recorrer por el parque. He ahí otro ángulo del molino. 

De pura casualidad y grata sorpresa, justo ese día se presentaría "Illapu" en la Expo. Casualidades bacanes que te otorga la vida. Además de todos los éxitos que los  han acompañado en sus 40 años de trayectoria, cantaron el cover que hicieron - para su nuevo disco- de una canción de Drexler ("Aquellos tiempos"). Todo perfecto ¡y en primera fila! 

No fui solo a mirar pueh. Compré: Lana 100 % natural teñida con alerce, salsa de ajo maravillosa, 2 botellitas de jugo de copao (amor divino a este fruto coquimbano) y un frasquito de manjar blanco. 

El manjar blanco, merece su foto individual, ya que mi sueño era encontrarlo! Siempre que pedía en algún lugar, me mostraban manjar café claro y no, yo buscaba el blanco blanco. La foto no acompaña mucho, pero les juro que es blanquito y sabe, yummy

Como señale más arriba, me gustó bastante la expo, ya que siento que reunía muy bien la noción  de "ruralidad"... muchas veces asociamos este concepto solo hacia el sur, pero no, aquí había espacio para todos, desde lo más andino a lo más austral. Lindo y diverso. Además,  asistir a una expo, fue bastante novedoso para mi, ya que -además de FILSA- nunca había ido a un lugar donde se reunieran a vender muchos productor dirigidos hacia una misma temática. Fuimos porque una amiga me avisó que había visto en la tv que aquí venderían jugo de copao y dos, porque tenía ganas de salir algún día de este fin de semana largo, y habían 2 opciones: esta y oktoberfest. Me incliné por la primera, sobre todo por la cercanía y dos por el precio de la entrada. No había donde perderse y tomamos una excelente decisión. :D 
¿Han ido alguna vez a una expo similar a esta? 
Abrazos! 

lunes, 27 de octubre de 2014

5 cosas insólitas que he hecho en mi vida

¿Les ha pasado que muchas veces piensan que han experimentado anécdotas en su vida que solo les ha pasado a ustedes y muchas veces llegan a "reírse" de vuestra inocencia? Por ahí va este post, jajajaja. Resulta que en julio, empece a recordar varías cosas insólitas que he realizado y/o he vivido y de las cuales "narcisamente", me pongo a pensar que solo se me podrían haber ocurrido ejecutar a mi y a la cabeza loca que vive conmigo, jajaja... y para no volver a olvidarlas y reírme nuevamente, va este compendio ;) . 

1- Lleve a Mily al colegio: Estaba en sexto básico y la Mily era una bebita muy loquilla (aún es así!!!). No recuerdo ni cómo ni por qué, pero al profesor de Ciencias se le ocurrió que debíamos llevar al colegio a nuestras mascotas (creo que era 2 por clase) y realizar una exposición al curso sobre estas. La cosa es que a mi se me ocurrió la brillante idea de llevar a la Mily en el furgón, jajaja y mi perrita estuvo toda lo que duraba la jornada de la tarde... o sea de 14.00 a 20.00 hrs. Se quedó en el laboratorio de ciencias y volvió loco a todo el personal, porque ladraba y lloraba, me mandaron a llamar 92028292 veces para que la calmara y no hubo caso, jajaja. La cosa es que cada vez que cuento esto, me miran con cara de "esta mina esta loca" xD. Y sí, la Mily es una de los pocos animalitos que puede decir que fue al colegio - al menos por 1 día-.

Gatos y ratones, también van! :D 


2- Plastilina por plasticina: Siempre he amado los artículos de librería y manualidades varias, por lo que acumularlas, siempre estuvo entre mis prioridades, jajaja. La cosa es que en una clase de tercero básico, a la profesora se le ocurrió pedirnos plastilina en vez de plasticina y yo, para que mi papá me comprara una nueva, rayé con plumón la "l" por la "c", para que así él creyera que me hacía falta la que estaba pidiendo la profesora. Jajajajaja, juré pasar piola, pero me imagino que mi papá igual tiene que haberlo notado y haberse reído internamente. Inocencia pura, aaawww.

Era un envase parecido este, jaja. 


3- Fui a ver a "Gianfranco" (así no se escribe!!!) : En el 2000/2001, escuchaba esa música "basura" de grupos como Supernova y Stereo 3. Nunca fui a alguno de sus conciertos, pero si recuerdo que soñaba con conocer al chico que usaba rastas y tenía pinta de "rudo" (jajajaja) del trío masculino. Mi deseo fue casi concedido, cuando en las vacaciones de invierno dijeron en un matinal que estarían firmando discos en un mall capitalino, "a las once". Les rogué a mis papás que me llevaran a las "once" al mall, junto con una compañerita del cole y aceptaron. Lo triste es que justo ese día, harían la primera venta nocturna del mall y yo pensé que por eso ellos estarían allí promocionando el disco y fui a las "23.00 hrs" en vez de las "11 am". Aún me sonrojo, cuando me acuerdo de las ilusiones que quebranté ese día en mi y en mi compañerita, ajajajja. Ah y el bonus de ese día, es que cuando íbamos camino al mall, estaban promocionando una banquetería de eventos y era un cartoncito que decía "Cásate conmigo" y mi mamá, nos empezó a incentivar para que se lo entregáramos al "cantante". Por un lado, menos mal que no resultó el encuentro, jajajaja. ¡¡Que plancha!!

El de al medio era, jajaja. (Alo, gustos?)


4- Fui a un grupo ecologista: Estuve en un colegio (de primero a cuarto básico) que te "obligaban" a tomar al menos una actividad extra-curricular, Como la oferta no era muy amplia, tome lo más nerd que podría haber tomado, jajajaja... sí, fui parte por unos meses de un grupo ecologista, donde plantábamos arbolitos, plantitas, florcitas y pegábamos afiches incentivando el reciclaje (Hola Lisa Simpsons). ¡Que neeerd!  Después de aquella experiencia, pase varios años siendo un cero a la izquierda en cuanto a cultura de reciclaje, pero, desde el año pasado intento reivindicarme. Tengo un post pendiente de esto, jajaja.

Lisa y su pinta de niña exploradora, me recuerda mucho a mi en esa época, jajaja. 

5- Fui a carretear con 2800 dólares (aprox.) en un bolsillo:  Decidí poner la frase en dólares, porque expresarlo en pesos chilenos me sonaba como a "hija de narco", jajajaja. Recuerdo que mi mamá me pidió que llevara parte del dinero que pagaba en un año de Universidad, para cancelar todo lo que debíamos, antes de matricularme y así poder activar la beca que tenía gracias a su profesión. Me mando con todos los santos a la U´, rogándome que por favor, no fuera descuidada y que dejara mi déficit atencional en la mochila  y esas típicas cosas que te dicen las mamás. La cosa es que ella no contaba entre sus planes con la invitación que me haría "alguien" justo ese día. Fuimos a beber unas cervezas, él y sus amigos y yo con una amiga. Yo llevaba el dinero en un banano y le imploré a mi amiga que si me pasaba de copas -era la primera vez que tomaba cerveza (antes era solo ron y vodka), aaawww- o desbordeincontrolable de hormonas me ayudara a vigilar el bolso, jajajaja. Solo el que ha estudiado en el barrio universitario, sabe como son sus bares... así que el riesgo fue tremendo. Además, yo no tenía la cabeza puesta en el banano precisamente, jajajajaja. Para rematarla, llegué tarde a reunirme con mi mami y obvio que se paso mil rollos, pero a mi "corasound" no le importó nada ese día, jajaja. Super irresponsable, lo sé... ¡pero aún no me arrepiento!

¡Me dio sed! (y estamos en la semana del oktoberfest, ujujui) 


Y eso es lo que recuerdo por ahora, jaja. ¿Han vivido situaciones similares? ¿Otras que me quieran compartir, para no sentirme tan mal aquí en el muro de los avergonzados, jajajaja?

Cariños! 

lunes, 20 de octubre de 2014

El temor a un cambio social

Hoy, estaba yo intentando despertar, cuando escuche en la radio, una curiosa propaganda (no se asusten, no será una nueva entrada criticando los spots publicitarios, jajaja). Una apoderada, llamaba a realizar una marcha "a las mamitas y papitos, a ir en contra de los principios que busca modificar la Reforma Educacional". 

No me quiero ir al tema "denso", del que obviamente tengo una opinión, pero quede como "rara", después de escucharla. Sentí que el llamado, era tan retrógrado, a tal punto como que estábamos retrocediendo, unas cuatro décadas atrás. La cosa es que hoy fui a la U' a buscar unos trabajos y pude conversar con mi profesora y llegamos a la misma interrogante: ¿No aprendimos nada? Y aquí, quiero dirigir este post, a esa arista de la Reforma que intenta poner fin a la selección y al copago (es decir, cuando el estado, "subvenciona" con cierta cantidad de dinero la mensualidad de un determinado estudiante). 

La idea de asustar a la población, como método de restricción de una Reforma/cambio, es más vieja que el hilo negro, pero de ahí a decir que el "retorno de los *comunistas* a la Moneda, llevara a que cierren el adorado colegio de mi hijo", es, por lo bajo absurdo. No, a nadie le expropiaran su colegio, pues el estado se comprometió a adquirirlos, por medio de compra, y eso, obvio a largo plazo. Por otro lado, los colegios, tuvieron la posibilidad de cambiar su dependencia, de subvencionado-particular, a particular a secas y solo UN establecimiento, lo hizo. Si fuera tan demoniacamente "amaranta-comunista"... ¿Ustedes creen que más sostenedores de colegio, no hubiesen apostado por esta opción? 

La educación es tan linda, cuando hay ganas de sacar a los estudiantes adelante. Y para todo, se necesitan recursos. Como diría mi mamá, con "plata se compren huevos". Y yo siento que platas destinadas, al menos en los últimos 20 años, hay, solo que esta mega archi-mal distribuida. La dependencia municipal, implica que esos dineros pasen por muchas manos y todos sabemos que donde hay dinero de por medio, hay riesgo de que la mano ajena se aproveche y la tome para su propio beneficio. 

Sin emabrgo, el tema que más me duele aquí, son las grandes diferencias que enfrenta la educación entre un lado social y otro. La semana pasada, mi mamá, fue a supervisar una clase a un Colegio de la *super* zona oriente, donde a lo más hay 25 alumnos por sala y no, 45 como llega a tener una Escuela con letra y número. Y pucha, ¡como no va a ver desigualdad!  Y es esa desigualdad, la que los grandes grupos economicos de nuestro país, no quieren soltar. No pues, porque si hay buena educación, hay seres pensantes y si hay seres pensantes, ese sistema económico que tanto ha aumentado la brecha, se desestabilizaría. 

Me imagino que la señora que promueve la marcha, tiene las condiciones económicas para pagar la mensualidad de su hijo (aunque este sea subvencionado), por ello, cuida el "rancho". Pero... ¿Acaso no es justo que el colegio de *Pepito*, que vive en la periferia de la Región Metropolitana, también reciba una educación cuyos recursos sabemos que llegaran a "buen destino"? En mi sistema educacional imaginario, pienso que lo mejor que le podría pasar a Chile, es disminuir el número de alumnos por sala (45 hasta el momento), puesto que, uno porque beneficiaria la entrada de nuevo capital humano y dos, porque el aprendizaje podría ser más individualizado en la relación de estudiante-profesor y pares. 

Y ahí es cuando llego a la conclusión de lo egoístas que somos los seres humanos. Nos hemos vuelto tan individualistas que solo nos importan nuestros propios problemas y abunda eso de que "cada uno mata su toro" y el resto, vale madre. 

Y bueno, para hoy tenía destinado un tema completamente distinto, pero el hecho de que me "desayune" ante tal llamado de la apoderada, me llevó a escribir estas líneas. Me considero una persona, bien estructurada, cuya cualquier posibilidad de cambio me genera temor. Sin embargo, en los años que llevo aprendiendo a vivir con esta característica, cada vez he aprendido que modificar, muchas veces pueden traer buenas nuevas, aunque claro, para ello, no debemos dejar que otros, nos lleven al temor. El miedo, solo lleva a la paralización, ya sea personal o grupal, y como sociedad sabemos que aquello, no lleva a nada satisfactorio. 

Este si es que es un tema, mega especifico, pero si desean dejar sus opiniones respecto al actual escenario social-económico, los recibiré feliz. Es bacan debatir. 

Abrazos.

lunes, 13 de octubre de 2014

#TAG de la comida

Por estos días, la comida está de moda. En Chile, se han propuesto/copiado/comprado una par de realitys enfocados en el trabajo de los chefs y desde hace un par de años que las redes sociales han ensalzado esto de mostrar lo que estamos disfrutando culinariamente. Cabe señalar, que yo desde mucho antes de tener una cuenta en instagram que capturo fotos de las comidas, jajaja... así que para mis familiares no es ninguna novedad eso que yo saque la camarita para enfocar la tortita del cumple de turno o sea lo que sea que uno se vaya a "zambullir", jajajaja. 

Y como ya se deben haber dado cuenta, a mi me gusta mucho responder TAG's (debe ser porque siempre he soñado "secretamente" con que alguien me entreviste xD) y un día "X" de la semana pasada, me auto-pregunté: ¿Si existe el Tag hasta de maquillajes, alguien habrá creado el de la comida? Y bueno, "buceando" en San Google, me pille con uno que había realizado una jovencilla youtuber (¡Que ganas de haber tenido su personalidad cuando tenía su edad!) y me anime a realizarlo, jajaja.  Y como los gustos culinarios son mutables, me gustaría guardar registro y leer mis respuestas en algunos años más, jajaja. 

Jamás haría lo que esta a punto de "hacer" Bart, jajaja. 


Aquí vamos:

1- Comida favorita:  ¡Qué difícil decidirse por una! Si fuera obligación indicar una sola, diría la "lasagna". Igual debe ser porque la como una vez a las quinientas, pero es una de las comidas que si alguien me dice que la comerá, me antojo en seguida. Y en segundo lugar, están las empanadas de pino y en tercero el pastel de choclo, así que asumo que lo que realmente me gusta es el pino, jajajaja. 

2- Comida que no te gusta u odias: Todo lo que tenga que ver con embutidos de animal, me carga. Ni pensar en las guatitas. Tampoco como mariscos (y he probado algunos, no es de pura prejuiciosa). Y una comida que deje de comer por vaaarios años, pensando en que ya más grande me gustaría (como me ha pasado con varios productos culinarios) fueron los garbanzos. Y no hay caso, los odio, puaj. 

3- Ingrediente favorito para cocinar: ¡El ajo! Si todo se arregla con esa simple verdurita... ayayai. ¿Qué sería de una carnecita sin su ajo? ¿El arrocito? ¿La mayo? Y en septiembre conocí el ciboulette y me volvió loca. Nada más que decir. 

4- Ensalada favorita: ¡AMO las ensaladas! Me gustan casi todas, excepto el apio y la achicoria, pero leeejos mis favoritas son: la ensalada de zanahoria, betarraga, coliflor,brócoli y espárragos, yummy!

5- Carne favorita: No soy mucho de carnes, así que no podría inclinarme por una pensándola "cruda", pero preparada, me enamoré de la carne mongoliana. Es que no hay nada como la carne salteada en verduritas. De cerdo, no como porque me hace mal, pero es sabrosa. Del pollo, solo como filete de pechuga (siempre que digo esto en vivo, me catalogan de "niña mimada", pero les juro que odio ver partes del animal en cuestión) y el pavo, solo lo como en navidad, jajaja. 

6- Pescado favorito: La reinetita, mi reinita'. Yo digo que es como la "pechuga" de los pescados y es la única "carne" que me gusta al horno. 

7- Sopa favorita: La de champiñones, zapallo y la de cabellitos de ángel con pollito picado, yummy. 

8- Sándwich favorito: ¡El glorioso chacarero pos, cual más! ¡Si incluso ganó un premio! Jajajaja. Nada más rico que su combinación de tomate-poroto verde, sin ají, sosí'. 

9- Pan favorito: El croissant o uno que venden en el líder y es de cebolla (¡Soy tan "huachaquera" para mis gustos, jajajaja!), o sea, me gusta el pan de hoja, jajaja. 

10- Helado favorito: El de manjar o el de chocolate suizo, en cuanto a sabor, pero uno que me mata elaborado realmente es el "Tres leches" de la marca San Francisco de Loncomilla. 

11- Restaurante favorito: Hace un mes atrás habría dicho "ninguno", pero el 20 de septiembre fuimos con mi mamá y una amiga de ella, a uno ubicado en uno de mis lugares favoritos (Cajón del Maipo) ¡y me encantó! Tienen un entorno precioso, una excelente atención y una comida maravillosa! El restaurant se llama "Cumbres del Maipo" (link aquí) y en serio que volveremos. Como soy dulcera, a mi un lugar me conquista por sus postres, jajajja... y allí vendían los meeejores panqueques celestinos de la vida, se los juro, cruz pal cielo', jajajaja. 

12- Restaurante favorito de comida rápida: Me da por épocas, pero en este momento es "El Juan Maestro". Es BBB. 

13- Si pudieras comer un alimento por el resto de tu vida... ¿Cual sería?: Arroz con palta, O arroz solito, me da lo mismo, pero arroz. Mi vida no sería lo mismo, privándome de tanta maravilla. Además es lo único que no me aburre, porque se puede preparar de distintas formas (menos con leche, puaaaaaaaj, eso es un SACRILEGIO.... [Ódiame papi si llegaseis a leer esto, jajaja] )

Y hasta acá llegamos. Yo eso si agregaría una más:

14- ¿Qué te gustaría aprender a cocinar? El otro día conocí los "zucchini" que básicamente es zapallo italiano relleno, pero yo solo conocía el que llevaba queso-carne, pero no... como el mundo culinario es tan diverso, vi otra receta que me encantó y la cual espero preparar pronto. Y en repostería, mmmm... siempre he querido aprender a hacer un brazo de reina, pero pienso que es super difícil, así que después lo olvido, jajajaja. 

Al igual que en los #TAG anteriores que he realizado, las invito a ustedes también a hacerlos si es que se animan, ¡es tan entretenido leer/escuchar los gustos de los demás! :D

Abrazos! 

lunes, 6 de octubre de 2014

Discriminar: ¿socialmente avalado?

Una de las entradas que mayor visitas recibe este humilde blog, tiene relación a la vez que se me ocurrió escribir sobre el "acto de discriminación" que sufrió Ana Tijoux en Lollapalooza. Me llama la atención que se llegue a ese post, debido a que Google, redirige a los lectores, por medio del uso de etiquetas/palabras, tales como: "Chile clasista"/ "Antisociales", "Resentidos", jajajajaja, falta solo que lleguen por escribir: comeguaguas, po' xD. 

En fin, hace un par de semanas, encontré que ese post, podía tener una especie de segunda parte, a partir del comentario que hizo una alumna en una de las ayudantías que realizo. Estábamos en una "fabulosa" (ironía) clase de "Pueblos originarios" y una de ellas dice lo siguiente: "Se discrimina porque uno mismo es discriminado". Y no, no es que estuviera avalando la discriminación que día a día, siglo a siglo, han debido enfrentar pueblos, como los mapuches. Y si bien, no es por donde quiero llevar este post, su frase me pareció MUY interesante. 

¿Cuantas veces no nos han discriminado a nosotras mismas? Como mujeres, en contadas ocasiones somos discriminadas: desde el hecho que en la Isapre te cobren más por estar en edad fértil, hasta que el sueldo sea altamente desigual por igual labor, si comparamos con un colega hombre. Hemos hablado de sobre manera, de aquello en este blog y tampoco pretendo redundar. 

El tema acá es racial-social. Cuantas veces no hemos escuchado frases de tal calibre, como que los peruanos no se bañan, o que el amigo homosexual de turno esta realmente enfermo. Y NO, no saque estas frases de alguna revista del siglo pasado que tanto me gusta leer, no... ambas frases las he escuchado en el último tiempo. ¿Què pasara por la mente para que la boquita se abra y sea capaz de expresar algo asì? ¿Rabia, impotencia? 

Y otras cosa que a mi me llama MUCHO la atención... es que la mayoría de mi generación se jacta de shuper progres, shuper locos, shuper abiertos de mente, eso, hasta que se nos presenta la primera oportunidad de discriminar. Ayer, por ejemplo, las redes sociales ardieron ante el capitulo emitido de "Los 80", porque la Ana al tener pololo, era una "puta que descuidaba a sus hijos". Y eso que la serie supuestamente representa una sociedad de hace ¡25 años atrás! 

Y retomando el tema racial... recuerdo que en un ramo que tuve en la U', tuvimos que escoger leer entre 3 biografías de mujeres que habían sido discriminadas racialmente. A mi sinceramente, nunca me ha interesado esta arista de la disciplina, por lo que, elegí la que tenía menos páginas... y ahí me encontré con el caso de la brasileña: Benedita Da Silva. En términos laxos, la vida de Benedita- como muchas mujeres brasileñas- se había desarrollado en la extrema pobreza viviendo en una favela, solo que ella nunca dejó de relacionar esa discriminación (de clase) con su color de piel (racial) y que además, era mujer (género), o sea, que las 3 discriminaciones más notorias, ella las había experimentado en su propia vida. Benedita, con un alto índice de resiliencia, logró salir adelante, creando diversas organizaciones que auxiliaban a las personas -sobre todo mujeres- que vivían en comunidades pobres. Gracias a ello, gestó una auspiciosa carrera política que la llevó incluso a desempeñarse como diputada de su país. 

Al terminar de leer la "auto-biografía", yo sentía una profunda admiración por Benedita, a tal punto que pensé incluso enviarle un correo electrónico y felicitarla por todo lo logrado, eso, hasta que le pregunte a mi amiga Rafaella, quien realmente era esa "extraordinaria mujer". La Rafa era una brasileña, que estaba de intercambio en Chile, justo en dicho semestre y que por razones obvias, NO eligió leer sobre la vida de Benedita, jajaja. Nunca olvidaré cuando en su portuñol me dice: "Benedita es pura imagen, ella es super discriminadora con los brasileños de tez blanca"

Posterior a ello, el correo por enviar quedó en la "papelera", jajaja. Y ahí si que aplica lo que decía mi alumna. Vivimos en una sociedad humana tan discriminatoria, que pareciera que discriminar solo es parte de una larga cadena de "autodefensa". Obvio que ello, no significa que aquello este bien. 

¿Y yo? ¿Yo discrimino? Para que nos vamos a ver la suerte entre gitanos, SI TODOS DISCRIMINAMOS, algunos más, algunos menos... pero todos caemos en la tonterita. Yo, con mucho pesar, debo reconocer que muchas veces soy super resentida social. Me carga todo lo cuico, a todo lo que yo sienta que es "hijito de papito" le quito importancia y obvio que generalizar nunca es bueno. No porque alguien haya nacido en "cunita de oro" significa que su propia vida no le haya costado. Pero sí, lo asumo... el que este libre de discriminar que tire la primera piedra. 

¿Y me he sentido discriminada? Sí y la única que me molesta - e importa- es la que se vive en los ambientes "seudo-intelectuales- universitarios". Recuerdo yo, que estaba en un Seminario (un ramo) donde se trataban temas filosóficos-históricos y donde asistían regularmente, 15 hombres y 1 mujer. Fue un semestre super cuatico, porque agreguemos que quien dirigía ese curso era *un profe que he nombrado bastante aquí*, por lo que además de tratar de ser super parcial en clases, debí enfrentarme muchas veces a la frase: "La Aìda es mujer y por tanto, estudiara temas de mujeres" (y por tanto, menos importantes). Cuando por error escuché aquello, fue el impulso que necesitaba para demostrar absolutamente lo contrario, y bueno, salí airosa, jajajaja. Es que cuando a uno la discriminan, tapar la boca es lo mejor chiquillas, lo mejor. 

Incluso la burocracia es discriminatoria 


¿Y ustedes se han sentido discriminadas? y en tono "muro de los lamentos" ¿Reconocen haber discriminado? 

Abrazos! 

lunes, 29 de septiembre de 2014

Los libros que me recomendó papá

Es bacan lo que ocurre cuando alguien que ya partió de nuestro lado, nos ha dejado recomendado muchas cosas que a el/ella le gustaban. En mi caso, mi papá, un físico matemático "loco", siempre trataba de inculcarme su amor por los números, cifras, logaritmos, funciones y si bien, nuestros gustos, eran un tanto disimiles, si compartíamos el gusto por la lectura. Además que Víctor, leía rapidísimo y yo como admiraba eso! En mi casa, por razones obvias, nunca se hablo en la sobre mesa de los domingos, sobre las cuestiones heroicas de O'higgins, Prat, Carrera (como si he oído que ocurría en muchos hogares), no, en esta casa, nosotros nos lamentabamos por la intromisión de la Iglesia en la muerte de Galileo Galilei y no había día que el papá no se acordara de que recien en la década de 90, el papa hubiese pedido "perdón" por su deceso. Así que yo, para "subsanar su dolor" le prometí a él, escribir la historia de Galileo y después de Newton, jajajajaja. 

En ese contexto, así fue como un día llegó a la casa con un libro biográfico de su ídolo forever y no había día que no me preguntará si lo había leído ya, y bueno, mi respuesta siempre fue negativa, jajaja. Les juro que por más que intentaba no me llamaba la atención. Y ordenando mis libros en el verano, me encontré con dos de tres de sus recomendaciones "literarias". Por un lado, "Galileo Galilei: el hombre de la torre inclinada" (I. Cruz González, et.al) y un clásico para los amantes de los números, "El hombre que calculaba" de Malba Tahan. A este último, me referiré hoy. 
Pensar que sus manitos lo tomaron y hojearon <3

Este libro si que no recuerdo cuantas veces lo tuve en mis manos para empezar a leerlo. Recuerdo que la vez que le pregunté a Lictorio (de cariño le decía así) de que trataba me dijo: "De un hombre que contaba todo lo que veía a su alrededor". Jajajajaja, su reseña no me ayudó mucho poh, y fue un anti-incentivo para despojarme de mis prejuicios y abrirlo de una vez por todas. En el verano, lo tomé para llevarlo a las vacaciones y me tinco caleta que afuera dijera "romance", jajajaja... me metí a google a buscar alguna reseña y no me tincó... pero el "desafío de los 60" pudo más.

El libro básicamente es la historia contada a través del amigo de un hombre que tenía la capacidad de hacer de todo lo que vivía un problema matemático. Ambientado en Oriente (Persia, Arabia) y con una fuerte influencia en la religión musulmana, la narración va ligando tres aristas: la fe religiosa y su ligación con el desarrollo de las ciencias (para los cristianos-católicos esto es casi una alquimia  medio imposible, cierto?) , la didáctica de las matemáticas y el amors. 

En mi caso, que ciertamente olvidé casi todo lo que en el colegio me "enseñaron" en matemáticas, el libro fue muy ameno de leer. Habían problemas que me dejaban con la boca abierta - me imagino que para quien entiende la disciplina, esto debe ser un juego de niños, jajaja-.  El primero que logro encantarme, fue uno de los que estaba en las primeras páginas y  que procedo a citar:

El problema que debía resolver Beremís, era el siguiente: Tres hermanos deberían repartir una herencia de 35 camellos, el mayor debía obtener la mitad, el segundo la tercera parte y el más joven una novena del total. Al ser 35 un número impar, esto era lógicamente imposible. ¿Cómo lo soluciono el hombre que calculaba? Pues, él acepta solucionar el dilema, si solo sí, le dejan sumar el camello en el que viajaba por el desierto con su amigo (quien es el narrador). 

"Y volviéndose al más viejo de los hermanos, así le habló:
- Debías recibir, amigo mío, la mitad de 35, o sea, 17 y medio. Recibirás en cambio la mitad de 36, o sea, 18. Nada tienes que reclamar, pues es bien claro que sales ganando con esta división. 
Dirigiéndose al segundo hombre continuó: 
- Tu, Hamed Namir, debías recibir un tercio de 35, o sea, 11 camellos y pico. Vas a recibir un tercio de 36, o sea, 12. No podrás protestar, porque también es evidente que ganas con el cambio. 
Y dijo, por fin, al más joven:
- A ti, joven, Harim Namir, que según la voluntad de tu padre debías recibir una novena parte de 35, o sea, 3 camellos y parte de otro, te daré una novena parte de 36, es decir, 4, y tu ganancia será también evidente, por lo cual sólo resta agradecerme el resultado.
Luego continuó diciendo: 
- Por esta ventajosa división que ha favorecido a todos vosotros, tocaran 18 camellos al primero, 12 al segundo y 4 al tercero, lo que da un resultado (18 +12+4) de 34 camellos. De los 36 camellos sobran, por lo tanto, dos. Uno pertenece a mi amigo el "bagdalí" y el otro me toca a mi, por derecho, y por haber resuelto a satisfacción de todos el difícil problema de la herencia" (Tahan: pp. 14-15) 

Yo terminé de leerlo y quede así: =O. ¿Cómo?!!!! Todos salían ganando, incluso quien calculó. ¿Cómo?!!! Y bueno, a pie de página, da la respuesta, pero no viene al caso citarla, porque realmente mi cabeza no está preparada para entender-explicar cuestiones numéricas, jajajajaja. La cosa es que fue este problema- solución el que me dio el empujón que necesitaba para continuar leyendo. Si tan solo en el colegio, los problemas hubiesen sido así y no puras leseras irreales... en fin.  

Otra cosa que me gustó, fueron muchas de las frases que utiliza la narración a la usanza musulmana y que invitan a la reflexión. Eso es lo más bacan de "Oriente", no?  Hubo una especialmente que caló hondo en mi ser, jajajaja... hablaba sobre la felicidad y la i-rresponsabilidad de restregarla frente a otros que sufren... me venía como anillo al dedo poh, si yo sabía que no era la única loca amargada pensando aquello. 
Cuanta razón... 


¿Cómo tanta maravilla? ¿Que no me gustó? El final. Fue tan inesperado, jajaja. Pero bueno, gajes que ocurren cuando las disciplinas se mezclan. El libro no busca ser una obra mega reconocida por el ambiente literario, pero sí acercar las odiadas matematicas al lector común y corriente y eso encuentro yo, es un tremendo logro. 

¿Han leído algo fuera de vuestra "zona de confort literaria" que les ha sorprendido gratamente?

Abrazos!