Esta soy yo

Mi foto
Metropolitana, Chile
Licenciada en Historia y profesora de la misma disciplina. Vivo soñando, amando y recordando. Tengo dos metas en la vida: Viajar y encontrar la plenitud. Comencé este blog en 2011, como una "catarsis", hoy, es mucho más que eso. Enjoy!

lunes, 7 de julio de 2014

Vivir la infancia en los noventa.

Siempre que publicitan el programa de televisión #YoAmolos90, se inunda mi mente de nostalgia (insertar suspiro, awww). Es que fue la década de mi más tierna infancia po', imposible olvidarla. Si bien, las cosas que comentaré aquí, no son todas las que mi mente recuerda, pienso que redundar en muchos de los artículos que ya hemos visto publicados en muchos blog's y páginas web, es fome. Así que aquí incluiré algunas con su respectivo racconto (no podría llamarle "flashback", porque me alargaré, jajaja) 

COMIDA 
Galletas museo y las dolce vita.

Las primeras, aún existen en bolsitas pequeñas. Sin embargo, a principios de los noventa vendían unas en una cajita con forma de conejito (ver imagen). Aquellas, yo las había bloqueado, porque sinceramente no se si duraron mucho en el mercado... pero una vez, por allá por 2009, mientras con un compañero preparábamos una ayudantía, él se acordó de las famosas galletas y funó la preparación de la clase. Es que él, no había encontrado a nadie más que las conociera y obvio que teníamos que buscarlas en internerd (a esa altura). Desde ahí, cada vez que nos vemos, hablamos de las museo y suspiramos con nostalgia jajajaja. (Hola Tatán) 
No es muy HD, pero bueno, es lo que hay disponible en internerd, jajaja. 

Las segundas, es casi pura imaginación PORQUE MIS PAPÁS NUNCA ACCEDIERON A COMPRÁRMELAS (en tono reproche infantil). Una porque eran muy caras (según ellos) y dos porque eran mega calóricas. Sin embargo, una vez una amiga de la época se quedó en mi casa, mientras nuestros respectivos padres, salían a carretear y trajo las famosas dolce vita que comimos mientras veíamos la película de Heidi (no la de monitos, la de humanos.... punto aparte: ¿Alguien la ha visto? Muero por repetírmela). Y no las he podido olvidar. A lo más he comido las tóxicas pero apañadoras serranitas de fruna, pero se que no es lo mismo :'(. Ya po Mc'kay, regresa las dolce vita :'(. 
Hola Pavlov, estoy babeando, así que ven por mí. 


TARJETA ENTEL
En el año 1998, hubo una promoción de entel que no he podido olvidar... y lo peor: cuando me atrevo a contárselo a otra persona, a riesgo de que mi carnet se vaya rodando detrás, nadie lo recuerda. Es más, si lo gloogueo, nada. Sé que en el cuarto de cachureos que hay en el patio, debe haber alguna y cuando la encuentre, seré la más feliz. A todo esto, me he dado puras vueltas y no he dicho lo que hacía la famosa tarjetita.
Era una tarjeta donde ponías tu huella digital, donde variaban los colores dependiendo de tu estado de ánimo. Igual yo creo que era medio chanta, porque a algunos siempre les salía verde y a otr@s siempre rojo. En fin, ¿lo habré soñado señor Jebús? 

MODA
Zuecos
A mediados de los 90, estos estúpidos zapatos se pusieron de moda. Y yo no me canse de molestar a mis papis para que me los compraran. Después de mucho tiempo, accedieron. Y elegí unos BLANCOS. (SIIII, BLANCOS. HORROR). Ojalá no haya registro visual de ello, por favor. Demás esta decir, que una vez que los adquirí, a lo más me los puse un par de veces, porque los encontraba full incómodos. Y creo que una de esas veces, me doble levemente un pie. Todo mal.
Eran algo así, pero con plataforma completa. Feos feos. 

Zapatillas Donors
Fue al final de la década, cuando estas zapatillas se pusieron de moda. Y al igual que con los suecos, yo los pedí. Y aquí si que me costo más convencer a mis papás, porque eran carísimas. Y pasó lo mismo: al tener plataforma, las odié. Por lo que recuerdo, terminaron en los piececillos de mi adolescente prima (la misma de las banderas, puaj) que desde la primera vez que me las vio puestas, me dijo que si alguna vez las desechaba se las regalara. Jajajaja, obvio que ella fue la más feliz de mi decisión de no usarlas más. Y después de aquel episodio de compra compulsiva, mis papás lo pensaron un millón de veces más de acceder a mis gustos marqueros de moda. 
Así tal cual me puse cuando las vi nuevamente 


Estuche con forma de zapatilla
No sabía si incluirlo en la clasificación "moda", pero sin duda, que el estuche de zapatillas marcó mi año escolar de tercero básico (1997) junto con las esquelas (pero de estas ya se ha hablado mucho). Sin embargo, ya no es taaan nostálgico, porque hace un mes atrás, lo vi en Morph, pero no me lo compré, porque su precio era mil veces más alto que hace casi 20 años atrás. Y en verdad, no... a los 25, no lo usaría xD.
Tenías uno con estos colores, pero con forma de zapatilla. Esas solo tienen cordones po. 

PROGRAMAS DE TV.
Acá en la casa, contrataron cable en 1995. Y pucha que accedí a un nuevo mundo, a mis cortos 6 años. Primero me obsesione con The Fun Channel, pero duró menos que un candy, a pesar de que ahí vi las mejores series animadas (Babar y the little Rose). Después cambié a Cartoon Network y de ahí, a Nickelodeon. 
De este último, hay muuuchas series infantiles que me marcaron... (estoy pensando en rugrats), pero hay una que destaca: "Sabrina, la bruja adolescente". Sin exagerar, es la única serie extranjera que he visto en mi vida. Ahora de adulta me cargan y pienso que pierdo el tiempo siguiéndolas con sus temporadas eternas. En serio, admiro a las que son fans de series variadas y son tan fieles que esperan por temporadas que duran poco y esperan hasta el otro año, por lo mismo. Yo, paso. 
A lo que íbamos... es que Sabrina, me otorgo sueños: desde que al cumplir 16 a mi también me dirían que sería bruja (jajajaja, era niña ya) y podría hacer lo que quisiera con mi dedo índice, y a que en la adolescencia conocería un Harvey (Hola Harvey, te estoy esperando, yajú, aunque la adolescencia, ups, ya pasó) o que mis tías me regalarían un viaje a Roma y yo pediría un deseo en la Fontana Di Trevi. Sí, porque antes de París, mi destino soñado, era el Coliseo Romano. Muy nerd. Mientras mis compañeritas soñaban con disney, yo quería ese lugar tan fome y tan histórico a la vez.

Y nacionales, hay varios que vienen a mi mente...  (sobre todo teleseries de TVN, "Sucupira" estoy pensando en ti) pero hay uno que me marcó:
La buhardilla: Según wikipedia, esta fue una serie nacional emitida en 1996 que básicamente "narra la historia de 4 jóvenes estudiantes de música que luchan por abrirse paso en el mundo artístico y de su relación con un particular chico que padece síndrome de down". Y justamente eso recuerdo. Ah sí, y a una señora viejita que escondía comida en la cama, porque sus hijos no dejaban que comiera golosinas.
¡¡Todos muy jóvenes!!


El PC
La primera vez que tuve acceso a  algo que podríamos llamar "PC" fue en 1995. A mi papá le prestaron una especie de teclado que se conectaba a la tele y tenía un par de programas que databan de la prehistoria, jajajaja. Ahí, después de la mata de pelo, pueden apreciarme muy concentrada.
Dos cosas: destaca el sticker del "No" y  mi mano esta en la boca. 

En verdad, fue recién en 1998, cuando mi papá, pudo comprar el primer computador. Me acuerdo, que cuando fue a comprarlo, me invito al centro, entramos a ripley y me dijo: "Pachita, compraré un computador". Creo que saltaba de felicidad. Además ese día, además me invito a almorzar y después de eso me compro plastilina de 24 colores. ¿Que más podía pedir, señor Jebús? 
Y ya sí, de la llegada del PC, me imagino que muchos han hablado... pero quise incluirlo aquí, solo porque, hay dos software, con los que rayé, antes de conocer internerd: la encarta y la máquina de hacer tareas.
Ambos, me los compró mi papito lindo precioso. 
Siempre recordaré que lo primero que puse en la encarta fue "Mickey y Minnie" y me lanzo como referencia a Walt disney y ya como que no me gustó mucho todo lo que supe ese día, jajaja... y además había una opción que te permitía hacer recorridos por monumentos históricos y ciudades importantes. Pucha que era nerd, jajajaja.
Y la segunda, me encantaba, porque además de ayudarme con las odiosas tareas, al final de cada CD, habían una imágenes para colorear. Demás está decir, que hice zumbar la primera impresora con ellas, a tal punto, que después de haberme echado la primera tinta a los dos días de compra, mi papá me obligaba a pedirle permiso antes de imprimir, jajajaja. Y lo último que confesaré sobre computadores: mi viejito lindo, al principio, me PAGABA (sí, leyeron bien, ME PAGABA) cien pesos, si en mis ratos libres en vez de imprimir y molestar  me dedicaba a transcribir en word, documentos que él me pasaba. Lo hacía con la intención de que escribiera más rápido, pero sospecho que "inocentemente" igualmente le hacía tareas a él, porque en esa época se especializo en computación. Ay, Lictorio lindo ¿Cómo no voy a seguir amándote? 

Y después de este laaargo post, (gracias a quienes terminaron leyendo hasta aquí) obvio que terminare con una canción muy noventera, jajajaja. 


Que canción más mala y pegajosa, no? Jajajaja... ¿Y ustedes que recuerdan de los noventa?
Mis cariños! 

9 comentarios:

  1. Recuerdo varias cosas de las que nombras, entre ellas esas tarjetas de la huella y el estado de ánimo, yo sí jugué con esas!
    También me acuerdo del paquete de galletas Museo de la foto... ah, un clásico. ¿Siguen vendiendo las galletas Museo o ya no? Es que no soy muy buena para el ítem galletas.
    Lo que sí recuerdo y no he podido coincidir con nadie es un postre que tenía no sé si Soprole o Nestlé, pero era tan rico. Tenía chocolate cremoso y coco, era medio tropical el envase. Y los mousse de chocolate y vainilla, no sé por qué los sacaron de la oferta si eran lo mejor!
    Y de "La buhardilla" claro que me acuerdo, la vi completa y me gustaba. Sabrina también, me caía bien su gato parlanchín y las tías despistadas. Esa misma actriz tenía otra serie que se llamaba "Clarissa lo explica todo" y en mi caso también fue un clásico noventero.
    Me gustó recordar y debe haber mil cosas que se me escapan y otras que no tengo claro si son de los '80 o los '90, pero me encantó tu post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aleeeee, QUE BACAAAN. Entonces, no lo había soñado!!
      Sí, siguen vendiendo las bolsitas pequeñas... pero igual de malas. El año pasado, le regale al hijo de mis primos un paquetito (porque ama los animales) y las tiro lejos y me dijo "NO ME USTA, NO ME USTA" No lo culpo, jajajaja.
      Eres como mi mamá, a ella poquísimas galletas le gustan,
      Me "suena" eso del postre tropical... pucha... ¿como se llamara?
      Saleeeem, yo lo amaba... sobre todo con sus planes para ser el dueño del mundo. A mi también me gustaba mucho esa otra serie de la Melissa Joan Hart, pero tengo un rollo con el nombre "Clarissa" por eso, lo omití deliberadamente, jajajaja.
      Ambas décadas se mezclan mucho... yo siempre me pregunto: ¿Qué se hablará del decenio que recién pasamos en la posteridad? Uyuyui.
      Gracias :D
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Me cuesta acordarme de cosas típicas de los 90. Encuentro que no es una época de cosas tan marcadamente típicas como los 60, los 70 o los 80 y no he visto el programa. Además coincide con una epoca en que estuve un poco aislada del mundo y obnuvilada también jajaja, pero me acuerdo del hit del grupo Aqua y no me molestó tanto la verdad, incluso, aunque creo que fue más tarde, mi hija me pidió que le comprara un cassette de ellos, era medio infantil su música.
    Las galletas museo existían cuando yo era chica también y me acuerdo de ese envase, pero no sabría decir de qué época eran. En todo caso, la única gracia era la forma, pero en realidad eran bien fomes de sabor. Y mi mamá dale con comprarlas! Jajaja, yo prefería las Tritón y de las Dolce Vita me acuerdo, pero si tú no las nombras nunca hubiera pensado en ellas. La verdad me cuesta pensar en algo de aquellos años que no haya ahora. El primer compu lo compramos el 95 y nos duró muchos años, pero internet no llegó hasta el 99 y sinceramente no me acuerdo qué hacía con él aparte de escribir algunas cosas en Word Perfect ( yo compré un suite de Novel que era el simil de Office, pero era más bacán) Mi primer correo electrónico apenas tenía 4 letras, lo cual ahora es imposible porque están todas las opciones usadas y el segundo que creé aún lo uso y sí, también fue el 99. También de ese año es el primer celular con plan que tuve y también conservo el número todavía, pero en realidad el primer celu que tuve fue un Motorola muy aparatoso y me acuerdo que solo lo usaba en casos de mucha urgencia porque eran muy caros los minutos y en esa época igual pagabas al recibir llamadas.
    Conservo unas cuantas prendas de ripa de esos días, pero más de recuerdo porque no las uso.
    Es lindo recordar!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que recién comienza a estar dentro del ciclo de los 20 años. Lo del programa, no es casualidad... en unos años más, ya habran fan de todo lo de los noventa, tal como ha ocurrido con los decenios que aludes :D.
      Aunque, debe influir lo de tu obnuvilamiento también... Jajajajja, aqua... después vinieron los vengaboys y tantos otros...
      ¿Siempre han sido fomes? Uf... y por qué no sacan esas y sacaron las dolce vita... ¿Por queeeeeé? :'( Es que a mi me marcaron, jajajaja... donde nunca las obtuve por las buenas xD.
      Yo internet lo conocí el 2001 y solo porque me metí al latínchat con una amiga, jajajajaja. ¿Existirá esa página aún? Caída de carnet, jajajaja.
      No cachaba el Novel!!
      Sí me acuerdo eso de que te cobraban por recibir llamadas!! Era atroz, jajaja. Aquí el primero que tuvo fue mi papá... en el 2000.
      Que bacan haber tenido un e-mail de 4 letras!!
      ¿No las usas porque ya no te gustan? Bueno, en todo caso, la moda es cíclica... ya las usaras (si es que aún te gustan!! :D.
      P.S.: Me acabo de escuchar en el video de "Guitarra y vos". Plaaaanchaaa, jajajajaja.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Hola Aida!
    Descubrí que hace años me hice un blog xD
    y nunca escribí nada...
    no sabría que colocar...
    en cuanto a tu entrada algo recuerdo de esos alimentos, mi memoria es hiper frágil x_X
    lo que si evoco, es Aqua! que disfrutaba bailando y cantando (chamullando, ya que no sabía inglés xD)
    que entrete tu blog!
    Au Revoir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniela!!
      Jajajaja y no te acordabas!!
      Cuando superes esa maldita alergia, te llevare pasas de regalo jajajaja.
      Hablando de canciones!! Descubrí una nueva canción en francés, te la dire el martes.
      Aaaayy linda, gracias!!
      Au revoir
      Un câlin :D

      Eliminar
  4. Me gustó tu post!, yo nací en el 81, así que los noventas los recuerdo muy bien.!

    Me acuerdo de todo lo que dices, menos lo de las tarjetas Entel... pero si tu recuerdo lo asocié a que habían como unos anillos que cumplían la misma función mística: Depende del estado de ánimo cambiaban de color (mulamente por supuesto).

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida!
      Gracias!
      Esos anillooossss!!! Los había olvidado completamente. Jajajajaja, pucha eran chanta y todo... pero yo igual siempre quería que me saliera del color que supuestamente era más bacan.
      Los anillos, me hicieron recordar otra cosa: los lápices con luces. Aunque esos aún existen.
      Jajajaja, que bacan que un recuerdo nos lleve a otro.
      Saludos!!

      Eliminar
  5. Aay que lindos recuerdos. Vine acá por la Dolce Vitta, pensé q había soñado que existían las galletas u.u deberían volver eran mis favoritas.

    ResponderEliminar